TRES EN UNO, UNO EN TRES, DIOS DE MI SALVACIÓN,
Padre celestial, Hijo bendito, Espíritu eterno,
Te adoro como un solo Ser, una sola esencia,
Un Dios en tres personas distintas,
Por dar a conocer tu Reino entre los pecadores.
Oh Padre, tú me amaste y enviaste a Jesús para redimirme.
Oh Jesús, tú me amaste y adoptaste mi naturaleza,
Derramaste tu sangre para lavar mis pecados,
creaste la virtud para cubrir mi indignidad.
Oh Espíritu Santo, tú me amaste y entraste en mi corazón,
Implantaste allí la vida eterna Me revelaste la gloria de Jesús.
Tres personas y un solo Dios, te bendigo y te adoro,
Por un amor tan inmerecido, tan inefable y tan maravilloso,
Tan poderoso como para salvar a los perdidos y llevarlos a la gloria.
Oh Padre, te expreso mi gratitud porque, en la plenitud de tu gracia,
Me has entregado a Jesús Para ser su oveja, su joya, su porción.
Oh Jesús, te expreso mi gratitud porque, en la plenitud de tu gracia,
Me has aceptado, desposado y atado.
Oh Espíritu Santo, te expreso mi gratitud porque,
en la plenitud de tu gracia,
Me has mostrado a Jesús como mi salvación,
Has implantado la fe en mí,
Sojuzgado mi corazón rebelde Y me has unido a él para siempre.
Oh Padre, tú escuchas mis oraciones desde tu trono;
Oh Jesús, tu mano está tendida para aceptar mis peticiones;
Oh Espíritu Santo, tú estás dispuesto a ayudarme en mis debilidades,
A mostrarme mis necesidades, a proporcionarme las palabras, a orar dentro de mí,
A fortalecerme para que no ceje en mis súplicas.
Oh Dios trino, que mandas sobre el universo,
Tú me has ordenado que pida todas las cosas
Que conciernen a tu Reino y a mi alma.
Haz que viva como quien ha sido bautizado en tu triple nombre.


IMAGEN: Thaï Ch. Hamelin / ChokdiDesign en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top